El técnico vasco analiza al que será su rival en la 26ª Jornada, el Burgos Promesas  acompañado en sala de prensa por Alcañiz.

Movilla ha valorado en rueda de prensa el próximo partido que el Zamora CF afrontará ante el Burgos Promesas, a partir de las 17:30 horas del próximo domingo 24 de febrero de 2019 en el Ruta de la Plata.

Tras valorar los resultados que dejaba la anterior jornada, relativizaba el míster la situación porque “la alegría va por barrios y hay semanas en la que la cosa va mejor y otras peor. Queremos mantener  la misma humildad, el mismo respeto a la categoría, a la competición y sobre todo al calendario que tenemos”.

Precisamente en lo referente al calendario, aseguraba Movilla que “si me dieran a elegir yo me cambiaría por el calendario de la Arandina porque ellos tienen como local, en la segunda vuelta, a los equipos de arriba, en el Montecillo y nosotros tenemos salidas muy complicadas. Por eso, preferiría estar un punto por debajo de ellos pero con su calendario”.

Por todo ello, puntualiza el técnico del Zamora, “afrontamos esta parte de la liga con mucho respeto y humildad sabiendo que esta semana nos han tocado de cara los resultados y cada semana puede ser diferente”.

Sobre el próximo rival, el Burgos Promesas, subraya el técnico rojiblanco estar alerta porque no tiene nada que ver con el equipo que se encontraron en la primera vuelta: “tendremos que hacer un partido mejor que el de la jornada 7ª para ganar. No ha habido fichajes ni cambio de entrenador. Hay algunos cambios de orden táctico, defienden y atacan mejor y manejan mejor todas las situaciones de juego. Además, llevan sin perder desde principios de noviembre como visitantes y eso nos hace estar muy alerta y saber que será un partido complicadísimo”.

En lo que respecta a la situación de la plantilla, “Murci tiene alguna molestia y no sabemos si va a llegar. Parece que es una sobrecarga y veremos cómo evoluciona después de esa lesión que arrastra desde la semana pasada que entrenamos en Valorio pero el resto está bien”.

Libreta en mano, repasó el técnico los números del rival tras una racha de catorce jornadas tremendamente positivas y sumando números de equipo de fase de ascenso, por lo que “habrá que estar con los cinco sentidos para ganar”.

Alcañiz: “Si tuviésemos en cuenta las últimas 12-13 jornadas, el Burgos Promesas sería de play off “.

En sala de prensa, el jugador rojiblanco valoró la semana de trabajo tras los resultados que se sucedieron en la pasada jornada y aseguró que el equipo va semana a semana, consciente de que cada vez queda menos: “cada semana es más importante y no estamos pendientes de lo que nos falta a nosotros o a los rivales, sino del rival que tenemos cada domingo”.

El próximo encuentro tendrán enfrente a un rival que viene de empatarle a domicilio a la Arandina y que encadena seis jornadas consecutivas sin perder. Sobre el conjunto Burgalés, reflexionaba Alcañiz que “teniendo en cuenta las últimas trece jornadas, el rival sería de play off. No tiene nada que ver el Burgos de la primera vuelta con el que nos vamos a encontrar ahora. Va a ser más difícil de lo que la gente piensa y somos conscientes de que tendremos que estar muy bien para sacar los tres puntos”.

Feliz en lo personal, el central madrileño confiesa sentirse “orgulloso de estar en el Zamora, satisfecho por la oportunidad que me ha brindado el club” y recordó que “lo mejor está aún por llegar”.

En lo colectivo, apuntó que a pesar de que desde fuera se dice que “nos cuesta hacer gol, la realidad es que somos el equipo que más goles hace de todo el grupo. Llevamos toda la temporada marcando en todos los partidos, menos en uno. Si estamos bien atrás y no encajamos, según los números, tenemos muchas posibilidades de ganar. Es importante trabajar para dejar la portería a cero, si logramos eso, con hacer un gol habremos ganado.

Respecto a la fortaleza del conjunto rojiblanco en casa, se refirió Alcañiz al Ruta de la Plata como fortín, “cuando los rivales vienen aquí les cuesta mucho más, quizás en un campo poco habitual en el grupo. El impacto que tiene venir aquí le puede pesar a los rivales, pero los equipos también llegan motivados y si no estás bien, te pueden dar un susto”.