El técnico vasco analiza al que será su rival en la 27ª Jornada, la Arandina  acompañado en sala de prensa por Carlos Ramos.

Movilla ha valorado en rueda de prensa el próximo partido que el Zamora CF afrontará ante la Arandina, a partir de las 17:00 horas del próximo domingo 3 de marzo de 2019 en “El Montecillo”.

Un encuentro importante dado el momento de la competición y lo ajustado de la tabla que según el míster no va a decidir nada porque “quedan muchos puntos por delante y a todos los rivales le damos mucha importancia”. Uno de los valores de este equipo es la humildad y el respeto al adversario y no hay mayor manera de respetar al adversario que darle importancia a todos ,en ese sentido, jugar contra la Arandina no nos trastoca más allá de que identificamos muchas fortalezas en el adversario de las que solemos identificar otras semanas por el nivel del contrincante”.

Sobre la exigencia de la competición y los números del Zamora CF y la Arandina reconoce Movilla que “estamos marcando un ritmo muy fuerte los equipos de arriba en la tabla y no cabe duda que es muy difícil ganar a la Arandina, no lo digo yo, lo dicen los números y son aplastantes. Solo ha cosechado una derrota en los últimos cuarenta y pico partidos y eso habla muy bien de ellos. Pero también habla bien del Zamora porque aguantamos su ritmo con esos números y tenemos un pulso bonito también con la Gimástica y Numancia B”.

Respecto a la complejidad del rival, más que preocupar, matiza el técnico vasco “nos ocupa. Estamos analizando todas las fortalezas, las pocas debilidades, es muy difícil encontrar fisuras en su desarrollo o líneas claras de ataque y líneas claras para neutralizar a un equipo con tantos recursos. Es un conjunto que primero te somete en base a un ritmo alto, segundo no permite crear juego, en tercer lugar te busca, llega muy rápido cerca de tu área porque son directos y verticales, tienen gente que utiliza muy bien el cuerpo y provoca situaciones de faltas a balón parado y en ese sentido, a balón parado, tiene muchas fortalezas”.

Haciendo balance de los compromisos, el entrenador rojiblanco recuerda el hito que se planteaba cuando recaló en el conjunto zamorano “nuestro hito era llegar a la jornada 28 cerca del primer clasificado y quedan dos jornadas y sabemos dónde vamos tanto esta como la siguiente. Veremos si somos capaces y dónde estamos y cómo estamos en esa jornada tras pasar por Soria”.

El técnico comentó la importancia del apoyo de los aficionados y con tres autobuses ya completos para viajar a Aranda subrayó el enorme valor de su apoyo “El otro día pensaba que es un partido tan complejo y tan complicado que no me imagino ganando al Zamora en El Montecillo sin nuestra gente, para encontrar el apoyo en los momentos de debilidad que seguro habrá. Seremos minoría en número pero debemos ser iguales en entusiasmos e ilusión. Nos van a respaldar, pero debemos darles y transmitirles, que se sientan orgullosos de lo que ven desde el minuto uno. Es un partido para estar juntos con la afición porque es una de las pocas oportunidades que tenemos para ganar; no porque lo diga yo, sino porque los números lo dicen”.

Carlos Ramos: ” Es importante ganar a la Arandina para afrontar los siguientes duelos de marzo con más tranquilidad”.

En sala de prensa, el jugador rojiblanco valoró a su próximo rival, la Arandina, consciente de la relevancia del compromiso “hasta el momento es el partido más importante que hemos jugado por la clasificación que llevamos los dos, aun que en realidad es un partido más, lo asumimos igual, con ganas de ganar, pero nada especial salvo la clasificación”.

Reconoce el capitán del Zamora que del conjunto burgalés “nos preocupa todo porque llevan una derrota en más de cuarenta partidos y eso quiere decir que algo están haciendo bien”. Sobre sus fortalezas, puntualiza, “tienen una buena defensa, encajan pocos goles y tienen muchos jugadores arriba determinantes, así que hay que tener cuidado con todo”.

Con tan sólo un punto de diferencia ambos conjuntos asumen el partido del domingo con la ambición de ganar y tal y como reconoce Ramos, “ellos juegan en casa y tienen la obligación de salir a ganar y nosotros también. A estas alturas de la temporada no hay presión porque hay un punto de diferencia y queda todavía un tercio de liga regular”.

Ambos conjuntos han evolucionado desde el choque en el Ruta de la Plata, un duelo que se saldó con la victoria de los rojiblancos y compara el futbolista zamorano la situación de entonces y la de ahora “el enfrentamiento directo lo ganamos pero hemos cambiado mucho los dos equipos, hemos mejorado los dos y jugar en su campo será diferente”.

Un desplazamiento que se prevé numeroso en cuanto a la afición rojiblanca, algo que valoran mucho los jugadores, reconoce Carlos “han respondido muy bien sobre todo en las salidas, nos están apoyando mucho este año y quiero agradecérselo desde aquí. Que no duden que daremos todos por traernos la victoria”.

No quiso entrar a valorar en profundidad el calendario, el jugador zamorano, en vista de lo complicado del encuentro del domingo, aunque reconoció que “el mes de marzo que viene es duro, y lo sabemos, pero el partido del domingo es lo suficientemente importante y difícil como para mirar más allá. Habrá que ganar para afrontar los siguientes duelos con más tranquilidad”.